Animales que hibernan en invierno

Animales que hibernan en invierno

 

¿Qué entendemos por hibernación?

Cuando el clima se vuelve más frío, y escasean los alimentos, diversas especies animales, se vuelven inactivos, para ahorrar energía, descendiendo considerablemente su temperatura corporal, y ralentizando su respiración y frecuencia cardiaca, sumiéndose en un profundo sueño invernal. Sueño, al que llamamos hibernación. Pasamos a detallarte alguno de estos animales, que hibernan en invierno.

¿Quieres saber cuáles son algunos de estos animales que hibernan en invierno?. Vamos a conocerlos de cerca.

 

Osos

El primero que nos viene a la cabeza, es el oso, que se acurruca en madrigueras para dormir en la estación fría y oscura. Uno de los mamíferos de gran tamaño, que lleva a cabo este proceso de hibernación, aunque son conscientes de su entorno, y podrían levantarse si se les molesta. Pero ellos no son los únicos.

Ardillas

 Quizá, las ardillas, son la más asombrosa de las especies, que se sumen en un profundo sueño, siendo otro de los animales que hibernan en invierno. Cuando bajan mucho las temperaturas, son las ardillas terrestres árticas, que se entierran a casi 1 m de nieve reduciendo su metabolismo y su temperatura corporal hasta -2,7º C, siendo la temperatura más baja conocida para un mamífero en hibernación, pero con una curiosidad, se despiertan periódicamente, probablemente para reponer o eliminar sustancias, que se han agotado o acumulado durante este periodo de sueño.

El resto de ardillas, como la ardilla roja, no hiberna, porque no puede acumular suficiente grasa corporal. Durante el verano, guardan comida, que consumirán después a lo largo del invierno, despertando muy brevemente, saliendo sólo para comer.

Caracoles

Otro animal curioso son los caracoles. No todos ellos hibernan. Alguno sí, adhiriéndose a una superficie, se cubren con su baba, quedando sellada. Esta capa seca de mucosidad, se llama epipragma. Estos simpáticos  animales, pueden pasar así, dependiendo de la especie, varios meses.

Erizos

Los erizos, comen todo lo que pueden durante el otoño, lombrices, escarabajos, etc, para poder acumular la grasa suficiente, que les ayudará a pasar el duro invierno. Para ello, construyen nidos con hojas y paja, generalmente bajo tierra. Si se encuentran en zonas urbanas, buscan lugares seguros, como troncos, montañas de abono etc.

Insectos

Los insectos, algunos de ellos, son increíblemente hábiles, para sobrevivir a temperaturas extremas, congelándose sin morir, o utilizando estrategias para evitar la congelación. Así por ejemplo, las mariposas, pasan la mayoría de ellas el invierno en su etapa larvaria.  Hay una excepción, la mariposa pavo real, que hiberna en fase adulta, instalándose al aire libre, como cobertizos, o edificios agrícolas, entrando en un estado inactivo al llegar el frío invierno.

Es curiosa también, la hibernación de los abejorros, no todas las abejas hibernan, pero las abejas reinas, se atiborrarán de polen y néctar en otoño, para almacenar la grasa, y esconderse profundamente en el suelo, para pasar allí el invierno.

Lémures

Este curioso animal, es el único que lleva a cabo un estado combinado de hibernación y letargo, como es el caso del lémur enano de cola plana, originario de Madagascar, que tiene la peculiaridad, de hacerlo en época de sequía, cuando escasea el agua.

Reptiles

Como serpientes y lagartijas, que al ser de sangre fría, su temperatura corporal está controlada por el medio ambiente. Estos reptiles, buscan una madriguera, para acomodarse, esperando a que bajen las temperaturas. Al igual que las tortugas, este tipo de hibernación se llama brumación. Durante este periodo, que puede durar semanas, incluso meses, pasan periodos de vigilia, saliendo para poder hidratarse.

Desde un punto de vista metabólico, los reptiles, consumen principalmente glucógeno, como reserva energética, lo que supone una diferencia más con los animales que realizan hibernación, que utilizan principalmente lípidos, como reserva energética.

Marmotas

Muchas de ellas, como las que habitan en Alaska, tienden a hibernar en grupos familiares, en zonas de rocas. Su periodo de hibernación, puede ser de hasta cinco meses, perdiendo una cuarta parte de su peso corporal. Durante este estado, se ralentiza su respiración, y frecuencia cardíaca.

Roedores

Como los conejos, ratones  y las entrañables musarañas. Debido a su pelaje corto y delgado, tienen que lidiar con las frías temperaturas, entrando más que en una hibernación,  en un letargo,  que es un estado de inactividad, pero más corto.

 

Aquí te hemos contado, algunas de las curiosidades de los animales de nuestro entorno. Ahora anímate, y explora de la mano de Naturalimits.  Visita con nosotros, los paisajes y bosques tan hermosos que nos rodean. Tendrás la oportunidad, de vivir en directo, cada momento, cada detalle, integrándote con ellos. Disfruta de la inmensidad de la Naturaleza.

Sin comentarios

Publica un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.