Consejos para la observación de osos

Consejos para la observación de osos

El oso pardo es una especie en peligro de extinción que, además, puede volverse agresivo si se siente amenazado. Por esos dos motivos, y por puro respeto a la naturaleza y cualquier ser vivo, la observación de osos y otras especies como lobos o linces ha de desarrollarse con la máxima seguridad posible, manteniendo las distancias y sin alterar ni molestar sus rutinas ni su hábitat. En Naturalimits tenemos un principio en todos nuestros viajes: Al viajar sólo dejamos nuestras huellas, de recuerdo únicamente nos traemos las fotografías.

Observación de Oso Grizly en Canadá

No es fácil contemplar a un oso pardo. En nuestros viajes a Somiedo esta primavera el avistamiento de osos es uno de los platos fuertes pero, a pesar de nuestra experiencia, no siempre tenemos éxito en esta misión. Eso sí, sólo conociendo el territorio, el comportamiento de los osos y sus huellas y señales se podrá conseguir; por ello, te recomiendo siempre viajar con un guía de montaña experto.

Es decir, viajar con un profesional te hará más fácil lograr el objetivo de observar a uno o varios de estos plantígrados en acción. Además, la compañía de un guía de montaña hará que tu actividad sea más segura para vosotros y también para los propios osos y su hábitat. No olvides que, al tratarse de una especie en peligro de extinción a la que se le otorga el máximo grado de protección, está prohibido por ley molestarles y perturbarles.

Recientemente el Ministerio de Medio Ambiente ha publicado una guía con consejos básicos para realizar turismo de observación. El documento recoge recomendaciones basadas en la experiencia, en la gestión y en los conocimientos científicos; y se centra en las diferentes áreas y agentes que entran en liza en el turismo de naturaleza: los puntos de observación, situaciones y prácticas concretas, relaciones con otros colectivos y la propia actividad en sí de observación de fauna salvaje.



El manual Buenas prácticas para la observación del oso, lobo y lince en España está accesible en la web del Ministerio y destaca los beneficios del turismo de avistamiento de estos animales: dar a conocer la biodiversidad, desarrollar territorios y ayudar en la conservación. Pero, precisamente, para poder trabajar en la conservación de la fauna y del hábitat de animales en riesgo de extinción en España como el oso, el lobo o el lince ibérico, la guía ofrece un decálogo de buenas prácticas para la observación de nuestra fauna:

  1. Debe conocerse y respetarse la normativa legal.
  2. La observación debe basarse en el respeto a los animales, al ecosistema y a las personas con las que se comparte el entorno.
  3. Los observadores deben tratar de pasar desapercibidos ante los animales, evitando interferir en su comportamiento natural.
  4. Los observadores deben comportarse educadamente y de modo cordial con el resto de usuarios del medio natural.
  5. Se deben poner en conocimiento de las autoridades comportamientos inadecuados.
  6. El disfrute de la actividad debe incluir la interpretación del medio natural, del patrimonio etnográfico, de las formas de vida de las poblaciones locales, etc.
  7. No se debe compartir información sobre la presencia de estas especies en lugares concretos.
  8. No se debe atraer ni perturbar a los animales deliberadamente.
  9. Hay que evitar encuentros a corta distancia con los animales.
  10. Se recomienda contar con la mediación de empresas y guías profesionales responsables.

Descárgate la Guía.

Viaja a Somiedo esta primavera conmigo y aprende, observa y disfruta de los osos pardos y de la naturaleza de este maravilloso parque, reserva de la biosfera. Toda la información AQUÍ.

No Comments

Post A Comment