Ruta a Aizkorri desde el Santuario de Arantzazu

ruta a aizkorri desde santuario de aranzazu

Ruta a Aizkorri desde el Santuario de Arantzazu

Ruta a Aizkorri: Santuario de Arantzazu- Abelaitz- Aitzkorri- Santuario de Arantzazu
Duración: 5h 30min.
Desnivel Acumulado: 824m <
Tipo de recorrido: Circular
Dificultad: moderada
Distancia:18,9km

El monte Aizkorri, con una altura de 1551 m, es la cumbre más popular. Y esto se debe al impresionante paisaje que se puede disfrutar al realizar esta ruta que parte del santuario de Arantzazu. Un lugar de misterios y leyendas en el que habita, según las historias populares, el genio Mari en una caverna que se prolonga hasta la vecina Aralar. Y que se ha hecho famoso gracias a la ermita del Santo Cristo, situada en un rellano sobre las majadas de Urbia y Oltza.

Para llegar al inicio de nuestro camino primero debemos dirigirnos a la localidad guipuzkoana de Oñati, donde podremos coger la carretera que sube hasta el santuario. Después de estacionar nuestros vehículos, iniciaremos el camino que transcurre por el santuario y la zona de restaurantes que hay detrás de él. Al ser una ruta muy popular, todo el recorrido está muy bien señalizado y es habitual encontrarse con otras personas que se dirigen a hacer la misma ruta.

Características de la ruta a Aizkorri desde el Santuario de Arantzazu

La primera imagen que nos encontramos al iniciar el camino es una gran portilla de metal que debemos atravesar. En ella figura en pintura ‘Urbia-Aizkorri’. A los 15 minutos pasamos junto a una fuente presidida por la imagen de la virgen, para continuar hacia la vaguada de Otraitz. El camino se complica a medida que abandonamos el bosque.

Es importante saber que esta ruta en cuestión está dividida en varias partes diferenciadas. En la primera etapa atravesamos un espeso bosque de hayas en una subida sostenida. Y al kilómetro de empezar a andar pasaremos por la fuente de Iturriberri donde podemos llenar nuestras provisiones de agua para continuar el camino.

En la segunda parte llegamos a las famosas campas de Urbía y el collado de Elorrola, donde se encuentra el refugio y la ermita. Estas campas son lugar de pasto desde la época prehistórica. De ahí que se puedan ver monumentos megalíticos en esa zona determinada. Además se encuentra rodeado de árboles que son muy útiles en caso de niebla, fenómeno atmosférico muy frecuente en la zona.

Una vez pasada este tramo, seguimos recorriendo un bonito camino con fresnos a los lados, dejando a un lado la ermita. Y un poco más adelante nos encontramos con la fonda de Urbía (un idílico restaurante vasco en medio de las montañas). Esta parte del trayecto es llana y muy fácil de realizar.

Entre los diferentes paisajes que podemos ver durante nuestro recorrido se encuentran la Majada de Arbelar y sus txabolas de Arbelar, que forman parte de una gran masa caliza que se extiende de este a oeste formando la línea de los montes del Duranguesado y pertenece al parque natural de Aitzkorri-Aratz. Además, en el camino hacia la cima podemos encontrar hayedos, robledales, y roqueros calcáreos. Y con suerte también podemos ver águilas reales, alimoches y buitres leonados volando libres a través de las montañas.

Tras esta experiencia, alcanzamos el punto más importante del recorrido: la Cima del monte Aizkorri. Donde encontramos su gran cruz, un buzón con forma de hacha, el refugio de la Federación y la ermita del Santo Cristo. A la que se entra a través de un angosto pasillo, que puede servir de refugio práctico en caso de lluvia o viento. La ermita debe su nombre al crucifijo que allí se veneraba y que se consideraba milagroso.

Después de este esfuerzo, existe la posibilidad de hacer parada en el camino de vuelta en el merendero donde se comen deliciosas raciones y el exquisito queso idiazabal. Un gran premio tras varias horas de camino.

Recomendaciones para la ruta

Para esta ruta aconsejo un nivel físico apto y una indumentaria para montaña adecuada. Recomiendo llevar protección solar, chubasquero si es época de lluvias, ropa de abrigo (camiseta térmica, forro polar, chaqueta tipo plumas, guantes, gorro), calzado apto para montaña y botella de agua. Aunque dependiendo de la estación del año puede haber variaciones en el uniforme requerido.

Sin comentarios

Publica un comentario